domingo, 20 de abril de 2008

Aplicación de Instrucción Directa en Comprensión de Lectura

Es posible enseñar las habilidades y procesos de comprensión a través de la instrucción directa (Duffy, Roehler y Mason, 1984), es decir, mediante esa porción del programa de lectura que enseña a los alumnos el “cómo hacer” de la lectura. El proceso de instrucción directa es aquel en virtud del cual el maestro:

-Exhibe, demuestra o modela claramente a los alumnos aquello que han de aprender.
-Les brinda oportunidades de utilizar lo que han aprendido.
-Les brinda el feedback correctivo apropiado y orientación mientras están aprendiendo.
El proceso incluye los siguientes pasos:
  • Enseñanza.

-comunicar a los alumnos lo que van a aprender y ayudarles a relacionarlo con sus experiencias previas.
-Modelar una habilidad o implementar un proceso determinado y verbalizar las reflexiones que tienen lugar.
-Promover la práctica guiada de esa habilidad o proceso.
-Resumir lo que se ha aprendido y verbalizar el cómo y cuándo aplicarlo.

  • Práctica.

-Promover la práctica independiente de los alumnos con la habilidad o procesos adquiridos.

  • Aplicación.

-Recordar a los alumnos la habilidad, el proceso o la estrategia que deben aplicar o implementar.
-Hacer que los alumnos lean el texto seleccionado para determinar su propósito.
-Analizar el texto:
Para evaluar si los alumnos han comprendido el texto seleccionado.
Para evaluar si los alumnos aplican las habilidades y procesos aprendidos.
-Resumir lo que se ha aprendido y la forma de utilizarlo en la lectura.
-Se debe enseñar a los alumnos a regular su propia comprensión durante la lectura. Una estrategia básica para ello incluye enseñarles a resumir el contenido, clarificar dudas, hacerse preguntas y predicciones durante la lectura.


Fuente: http://leerycomprender.blogspot.com/2007/04/65.html